Desvirgado en un trio

trio-bisexual

Salí, del trabajo, acompañado, de Sofía, a tomar una caña como cada día, sabia que Sofía, hacía, meses que buscaba algo mas que beber, una caña, después del trabajo, conmigo, pero siempre nos despedíamos, igual, con dos besos en la mejilla y un hasta mañana o buen fin de semana, y cada cual subía a su coche, y ya a solas en mi casa, me duchaba y cambiaba, vistiendo ropa femenina, mi gran secreto, si estaba cachondo, me maquillaba, soltaba el pelo, me sentaba al ordenador transformado totalmente, y conectado al Messenger, tenia cybersexo, con algún buen macho, que se masturbaba deseándome y yo exhibiéndome ante el, enseñando mis braguitas o tanga, mis ligueros, mi culito, viendo como alguno de aquellos, machos tenia su verga, dura, por mi, para después de ver como se corría y cortábamos, ya en la cama, me masturbaba soñando que era tratada y poseída como una buena hembra.
He tenido pareja femenina, y bastante sexo con mujeres, hasta que tras mi ruptura, comenzó, esta fantasía, cada vez mas imparable, a lo que mi físico, ayuda extraordinariamente, tengo el pelo largo castaño, ojos verdes, apenas vello corporal (ya nada estoy totalmente depilado), 1,79 centímetros de estatura, 68 kilos, delgado, bien formado, de culito carnoso, algo que a las mujeres le apasiona, piernas largas bien formadas, pene de 14 centímetros, y testículos muy pequeños, y con todas mis parejas femeninas, si algo me ponía era me tocaran mi ano, o me introdujeran como mas de una hizo sus dedos en mi culito, cuando me lo hacían, terminaba desecho de gusto, y mas de una cuando rompimos me tachó de maricón, y creo que mas de una lo supo antes que yo.

Pero el último paso, no lo daba, me sentía, incapaz, había, tenido citas, pero todas fallidas, por mi parte por mi miedo irracional, a mostrarme, ante otra persona como sentía, esta era mi vida, de risa, podía tener a toda mujer que quisiera, o casi, y sin embargo, deseaba sentirme una mujer, pero una mujer, sumisa, sometida, a su macho, que me hiciera vibrar, y enloquecer de sexo, pero termine que todo aquello era solo producto de mi fantasía de mi soledad.

A mis 29 años, y mas de un año, solo, sin nada de sexo, como suena, sin sexo, solo mis masturbaciones en ese tiempo, una noche, de viernes, me conecté, a Messenger, iba bien caliente, y vestida, con un vestido, verde oscuro, bien ceñido a mi cuerpo, con ropa interior a juego, braguitas de encaje, negra y verde los bordados, y los ligueros, a juego, como las medias, con zapatos de tacón negro, cuando me conecté, me convertía, en Paula, había cuatro conectados, y rápidamente, me pincharon, estuvimos charlando sin cam por supuesto, entre ellos estaba, Julián, buen conversador, siempre decía que tenia un chico como yo, y ambos deseaban me uniera alguna noche a la fiesta, aunque jamas había visto al otro.
Julián se definia activo total e insaciable, dominante, varonil, sin embargo no entraba en mis esquemas, (error por mi parte jamas se a de juzgar a una persona sin conocerla), pues, era bajo, apenas el 1,65 cms, algo regordete, eso si un par de veces, se masturbo, conmigo, y se le veía una buena herramienta.

Esa noche, me dijo, a llegado mi amigo, te dejó, pero sin desconectarse, y segui charlando con los otros, hasta que unos 15 minutos después, me dijo Julian ¿quieres venir?, y me invito a la cam, me conecte, y apareció él, con un chico, vestido de mujer, mientras el le cogia la nalga, eso solo eso como me puso, jamas había deseado tanto, lo pensé y casi me arrepentí cuando le dije, si, era mas de media noche, ya, invierno, sopesaba dar ese paso, y sabia que estaba, en malas codiciones, para pensar con claridad, muy caliente vestido de mujer, y de noche, viernes, pero dije, que si, y entonces, Julian dijo que iba a buscarme junto a su “amiga”, que no me cambiara, aquello terminó, por decirme y calentarme del todo.

Los 40 minutos, que esperé casi, exploto de los nervios autoconvenciendome, finalmente, sono mi móvil, estaban donde yo le había indicado, salí del apartamento sin enceder la luz, con una pequeña bolsa, con ropa masculina, entre en el ascensor, y pulse, parecía, que no llegaba nunca abajo que hacia demasiado ruido, salí finalmente, y ande por la acera, por primera vez en mi vida por la calle vestido de mujer, hasta que me hizo señales con sus faros, y subí nos presentamos dentro primero Julian quien conducia después, su “amiga”, Lia, y eso me dio pie, me presente como Paula, estudie sus faciones ambos miraban atrás pero fueron de lo mas normales, cuando Julian dijo, he comprado un botellón, mañana no trabajas, no, asentí, ellos tampoco, Lia, llevaba una peluca, de pelo rubio largo, tiene 39 años, Julian 26 años, ella también bastante mas alta, que él, y aunque creí que iríamos a su casa como me dijeron al principio, cambiaron de dirección, hacia, la parte de la playa, era invierno, pero no hacia frio, fuimos había, bastantes coches con botellones, y nos alejamos, de todo aquello hasta encontrar una zona donde, la persona mas cercana estaba a unos 30 metros, puso la música, y sirvió tres cubatas, saliendo ellos del coche, salí el último o la “última”, y muy cortado, pensando que cualquiera podría conocerme, a pesar de vivir en una ciudad de mas de 800,000 habitantes, pero tal era mi miedo, ellos charlaban como si nada, de sexo, entre risas y finalmente me sirvieron otro cubata, y me fui deshinibiendo, mientras Julian se me pegaba mas, y mas, y Lia, casi no podía creerse que era mi primera vez, en todo aquello, ya en el segundo cubata, me empece a deshinibir, como ellos, escuchábamos la música la gente, empece a moverme con mas soltura sin miedo y el a sobarme el culo cada vez que podía, aunque sin lanzarse del todo, no yo le daba pie, se beso un par de veces, besos cortos, llevaban viéndose hacia 3 meses, pero veía que Lia estaba mas colgada por el que el por ella, y no veía en Julian un hombre atractivo, y an dominante y “macho” como se definio tantas veces por Messenger conmigo.

Tras consumir la segunda copa en apenas 30 minutos, estaba yo muy a gusto allí, me gustaba moverme, alrededor del coche viendo no tan lejos a otras personas, creyéndome mujer, charlaba con los dos, ellos apoyados en el coche, las botellas en el techo, y los vasos y yo frente a ellos, agarrados, los dos, sinceramente, solo con eso, ahora si estaba caliente, pero, no tanto como cuando, sali de casa, y disfrutaba, mas de verme vestido así, y libre hablando con ellos, allí cuando Julian comenzó tras servirse la tercera, a sobar, mas a Lia, y pronto esta termino no solo besándolo sino sobando, su paquete, con su mano, mientras yo miraba, al lado, escuche perfectamente como le dijo, que me gusta follarme a tias como ustedes mucho mas altas y hartaros, de polla, vi como Lia, termino sacándole la polla, tras bajar su cremallera, y entonces apareció, aquel badajo, no lo recordaba, asi, en Messenger, al verlo de frente, era gruesa, y bastante larga, Lia, la cogio en su mano, y la manoseo, mientras el no dejaba de besarla, y su mano la veía yo, por dentro del vestido en sus nalgas, vi como Lia, terminó, agachándose y mamando su polla cuando Julian me hizo ademan de acercarme mas, lo hice el me puso a un lado, y me beso, mientras su mano se perdió en mi vestido, la sentí fuerte dura, apretando, mis nalgas por primera vez, y su lengua, buscaba desesperado la mia hasta tenerla, asin me tuvo unos minutos, a la vez que cogio, mi mano y la puso en lo que le sobraba de polla quitando la de Lia, mi mano sintió aquella verga, como una piedra, sentí sus venas palpitante sentí el rostro de Lia chocando en mi mano tragándose aquel trozo de carne palpitante, y el me hizo finalmente bajar, lo hice como una autómata, me encontré junto a Lia, y ella se saco la verga, y me la ofrecio, al sentir en mi boca aquella carne grande dura y suave a la vez, termine por rendirme sin saber que pasaba solo quería estar asi sin importarme si me veian o no, fui a tocarme mi polla pero fue Lia quien no me dejó, diciéndome disfruta aguantando, después será mucho mejor, anda y me quito la mano aunque aun no tenia mi polla fuera, me dolia mis huevos de la excitación, cuando sin importarle nada, Julian nos levanto, y coloco a Lia de espaldas de pie apoyada en el coche, y le levanto un poco la falda, le saco unas bolitas que llevaba, yo de pie junto a ellos viéndolo todo mientras mi mano no soltaba la verga de Julian,

Finalmente el sela agarro quitando yo la mia diciendo e voy a follar bien zorra te gusta te folle en publico, Lia decía si si métemela lo estoy deseando como una perra, y se la metio, ella venia bien lubricada y dilatada pues apenas, se esforzó, Julian para la verga que era, consiguió finalmente tenerla toda y comenzó a follarla se movio a ritmo a la vez que a veces me besaba, y me decía le acariciara el pecho y los huevos, mientras se follaba, a esta guarra, yo lo hacia, aunque temblando, deseando correrme pero el lo hacia a drede para no me tocara, pronto Lia se corrió, pero, tras eso, me sorprendi viendo como siguieron los dos, y al poco, ella estaba de nuevo , a punto, y se volvió a correr esta vez, Julian tras Lia se quito rápido y nos obligo casi a agacharnos y termino explotando en nuestras caras.

Nos limpiamos rápidamente todos y nos metimos en el coche, rumbo a casa de Julian, vivía en un bajo, por lo que nada mas llegar entramos fácilmente, totalmente deshinibido ya yo y nada mas cerrar la puerta, me beso, le dije para ir al baño, y fui, me volvi a limpiar interiormente, salí, y estaban los dos en un enorme sofá cama, Lia en braguitas, ya pero sabia yo que el plato fuerte esta vez iba a ser yo pues estaban esperándome, me agarro Julia levantándose totalmente desnudo su verga caída pero imperial, y me beso, hasta que me hizo chuparle la polla el ya estirado en la cama, mientras me desnudaba Lia termine, en braguitas, y medias, y en un 69 con Julian, que descubri po primera vez hasta que limites era mi culito sensible a todo aquello, por primera vez ahuye de placer, sin correrme, sabiéndome lubricado y dilatado, tan suavemente y lento, que casi lo percibí, Julian me quito su polla de la boca, y me agarro desde atrás quedándome asin como una perra ofreciendo su sexo al macho, y comencé a sentir por primera vez una verga, de verdad, a la vez que era agarrado por el macho, grite bufe babee de gusto, y terminé, siendo follada al ritmo de mi macho, dándome palmadas en mis nalgas y derritiéndome de placer cada vez que sentía una de ellas, o escuchaba de su boca lo perra que yo era.

Me corrí salvajemente, incapaz de aguantar mas a la vez que escuche como Julian llamaba a Lia y tras yo caer cual largo soy sentí su mano manipular mi culo, y escuchar como le decía que viera, cuanto liquido había soltado, y le decía que no me había echado tanto lubricante, a la vez que le decía como cerraba y abria mi ano cuando me corria apretando su verga, como nunca antes lo había hecho nadie, sentí, de nuevo una boca, no sabia de quien era, hasta que escuche a Julian y supe que era Lia, me estaba comiendo el culo mientras el le decía que me limpiara bien, para su verga, que comiera mi culo como una buena guarra bollera, y Lia se esforzaba al mil por cien puedo dar fe, pronto estuve gimiendo de nuevo, y esta vez me levanto Lia y haciendo como si fueramos dos tias, me decía, ven aquí vamos a ser dos buenas zorritas para nuestro semental, y empece a seguirle el juego, diciéndole si, dos buenas zorras, nos besamos los dos de rodillas sobándonos nuestros culitos, Julian no se había corrido estaba allí ahora estirado con su pollon manoseándoselo, mirándonos, hasta que Lia me cogio y dijo ven aquí vas a cabalgar, como una buena puta, me coloco encima de Julian mirándonos los dos mientras ella, desde atrás agarraba su polla y la paseaba por mi culo diciéndome que iban a hacer de mi una buena puta, que iba a cabalgar, en la polla de Julian, como una zorra, y sentí como me la metia me agarraba Lia y me hacia sentarme en aquel trono entre gemidos y gritos mios para terminar asin sentada en el trono, Julian me miraba solo y yo comencé a moverme finalmente muy lentamente entre suspiros asin estuve unos minutos mientras el solo miraba o me decía mueve tu culito asi zorrita, lentamente, me movi como digo hasta que finalmente me cogio, Julian me agarro el culo me tiro hacia delante yo pegada a el como una guarra, y me dijo te voy a enseñar como te folla un buen macho y empezó a moverse fuerte y rápido primero me dolio después, paso el dolor y por ultimo termine, como una perra llena de placer incapaz de pararme, sintiendo come me tenia atrapada, como una perra, dándome fuerte sin compasión y yo disfrutando por todo aquello

El palcer me inundaba, en mi escroto en mi bajo vientre cada embestida era una oleada de pequeño pero seguido placer, y sabiéndome totalmente sometida a aquel macho, incapaz de hacer nada solo, sentir aquel macho y obedecer, placenteramente, termino corriéndose en mi culito antes que yo, a pesar de todo, pero eso me propicio, que al dejarme, y estar yo tan caliente, me saque su polla, me di la vuelta y volvi a sentarme en ella, diciendo que gusto estar llena de la leche de mi macho y comencé a moverme con su polla dentro no tan dura, pero sentía su polla toda mojada por su propia leche y mi culito y aquello me hacia estar fuera de si escuchando aquel chop chop, y Julian empezó a decirme asi, puta bien repleta de mi leche, ya te he marcado ese culito, y esa boca termine con un nuevo orgasmo aun mas atroz que el primero, mientras Lia, ahora al sentirlo se agacho y me la chupó, me acuerdo, de como me quite, de encima de Julian y como me puse a un lado acostada, y nada mas, cuando desperté eran las 11 del dia en el sofá cama, solo en braguitas, al despertarme voces, eran los dos, vestidos ya de hombres habían ido a desayunar fuera y vuelto, me vestí, también con ropa de hombre de la bolsa que llevaba y me fui con la promesa de vernos, y vaya si nos vimos, esa misma noche volvimos a follar los tres.

Actualmente, seguimos asi, los tres, a veces, va una otras la otra cuando se puede las dos, pero tenemos a Julian nuestro macho bien, alimentado de hembras.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *