Sexo en público

cruising

Esta historia fue de lo tan caliente que estaba que no podía aguantar a ir a un lugar así que me cogió en público
Como están otra vez, primeramente quisiera agradecer a las personas que leen y comentan mis relatos, no saben como me calienta también sus historias, pero bueno, anteriormente no tuve la oportunidad de presentarme a ustedes, soy el relator de “Mi regalo de 17 años parte 1 y 2”, mi nombre es Beto, ahora ya tengo 20 años de edad, me he desarrollado muy bien, soy de piel blanca, pelo castaño claro, ojos cafés y con un cuerpo bien marcado ya que me encanta la natación.

Bueno si leyeron mis anteriores relatos, Alex fue el primer hombre que me desvirgino, nunca estuve con nadie antes nada más que el, fuimos novios por 8 meses, pero lamentablemente nuestra relaciones llego a su fin (larga historia). Como prometí les iba a relatar mis anécdotas más calientes que me han pasado, y para cerrar el capítulo de Alex, pues aquí les va una de las más excitantes que tuve.

Era otro día viernes, el ya estaba viajando de su ciudad para la mía, nos quedamos en encontrar en el mismo lugar de siempre, normalmente nuestras citas siempre eran así, viernes salíamos como novios y el sábado era para darnos placer a punta de verga, pero ese viernes no saben lo caliente que estaba y tenía tantas ganas que me entren a verga, cuando el llegue lo fui a recibir, y todo normal, cuando yo ya no pude más y se la toque, Alex se quedo sorprendido y se dio cuenta que mis ansias pedían su verga en mi culito, el problema era que no teníamos como, el no era de aquí y en mi casa imposible, así que estuvimos buscando lugares en donde se pueda, pero nada nos era favorable ningún lugar parecía estar vacío, como yo vivía por ahí me puse a pensar entonces en casas abandonadas que pudiéramos ir, la que primero se me vino a la mente era una que esta en frente de un parque, me cerciore que nadie nos viera y nos entramos ahí, al fin solos, Alex no espero ni un minuto y se bajó el pantalón, yo como depredador a su presa fui por esa verga que me encantaba tanto, la mamaba como a el le encantaba, que me la meta toda hasta ya no poder más, eso lo calentaba a millón y que lo masturbe mientras lamo sus huevos también, me encantaba dar le sexo oral y que el sienta placer, pero entre toda esa escena, escuchamos que alguien trataba de entrar! Al parecer se dieron cuenta, Alex y yo nos quedamos fríos, el se subió el pantalón y tratamos de escapar por el patio, gracias al cielo todo salió bien y nadie nos vio.

A pesar de tremendo susto, mis ansias de acabar lo que había comenzado no de habían ido, así que decidimos ir a otro lugar, sabía que había un lote vacío al frente de mi casa pero me daba mucho miedo, pero mi carne le gano al temor y decidimos ir para allá, una ves que ya llegamos era un poco arriesgado ya que había una sola calle donde podían pasar carros y nos pudieran ver pero desde ahí todo estaba desolado, no nos dedicamos a seguir perdiendo el tiempo así que esta ves Alex con esos fuetes brazos que tenía me coloco de espaldas yo estando parado y me bajo el pantalón, se dedicó a hacerme sexo oral a mi culito tal como me encantaba que jugara con el antes que me meta su verga de 20 cm, ya una ves ya lubricado por atrás me obliga a que se la mame una ves más para que se ponga bien dura y tiesa, y así la deje, me volvió a colocar de espaldas y suavemente empezó a meterla, el se apoyaba de mi cintura y yo de la pared, una ves que ya estaba adentro empieza a embestir lento, me encantaba la sensación pero yo quería que me diera más duro y rápido, así que se lo pedí, y como si se iba a quejar, mis deseos fueron órdenes, me la clavaba hasta el fondo durisimo y rápido tal como se lo había pedido, era delicioso ambos estábamos parados el atrás mío clavándomela todo sin dejar ningún centímetro a dentro podía sentir sus bolas chocar con mi culito, era delicioso, para nuestra suerte escuchamos un carro pasar, Alex solo clavo su verga hasta fondo y se quedo quiero esperando poder pasar desapercibidos, una ves que el carro se fue, Alex me viro y me puso de frente a el y empezó a mover su verga junto a la mía como si quisiera penetrarme era delicioso yo con mi mano las unía y las masturbaba cuando eso siento como con sus brazos me alza y me apega a la pared, estaba a mil me iba a penetrar el alzando me, antes era más liviano y el tenía un cuerpo de dios griego así que se le hizo muy fácil, cumplió una de mis fantasías jamás pensé que me iban a coger así yo era brincando en el aire mientras cabalgaba esa enorme verga, fue exquisito, Alex grito del orgasmo y me dejo el culo lleno de leche, me puso de nuevo de espaldas y con su vera aún parada trató de metérmela de nuevo y me masturbaba rápido no tarde el terminar y sentir un increíble orgasmo venir, nos despedimos y obviamente al día siguiente volvimos a coger, pero creo que nada compara a la noche anterior que nos habíamos pegado.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *