Pasivo por primera vez con el Policia

policia

Lo que les contare fue durante el primer semestre de entrar a secundaria. Después de lo sucedido en el verano con mi hermano Beto en el gimnasio estuvimos cogiendo todo el tiempo, el siendo el pasivo y yo el activo cogíamos desde la mañana, le rellenaba el culo con mi semen durante horas y cuando ya no podía retenerlo en su culo me lo comía, pasándole un poco con los besos que nos dábamos, cuando Beto se fue a la universidad y yo entre a la secu lo único que hacía era masturbarme, fácilmente me masturbaba cinco veces en el transcurso del día y a esa edad en el que las hormonas están al máximo extrañaba a mi hermano como nunca lo había hecho antes, a veces me volaba alguna clase para poder ir a los baños cuando estaban solos y masturbarme durante las clases.

El semestre ya había avanzado mucho, ya estábamos haciendo planes para el Halloween y Beto ya estaba muy ocupado con la escuela y el trabajo que había conseguido en una fábrica como para regresar y coger conmigo, le marque unas veces a su casa para platicar con él y me masturbarme mientras me contaba con los hombres con los que había estado, varias veces me dijo que cuando tuviera la oportunidad de regresar a casa me regalaría películas y revistas de porno gay para y que cogeríamos como locos pero la espera era demasiado por lo visto él iba estar ocupado hasta navidad y aún faltaba mucho para diciembre.

Siempre tenía que caminar un poco para tomar el camión que me dejara en mi casa, apenas había cruzado la calle frente a la secu cuando vi a Ramiro que se encontraba uniformado cerca de la parada del camión, Beto me había dicho que si lo veía en la calle no le hablara que aunque lo intentara él se haría como el que no me ve o el que no me conocía aun así me le acerque lo más que puede, quería abrazarlo besarlo, acariciar su pecho peludo y mamar su verga.

Yo ya estaba en la parada del camión y observaba fijamente a Ramiro que traía lentes oscuros y estaba recién rasurado era algo extraño verlo sin barba pero seguía siendo muy guapo, después de unos minutos y de que se me pasara el camión más de una vez por estar viéndolo fijamente empezó a caminar a la parada del camión en la que ya no quedaba gente y lo único que puede hacer fue quedarme quieto y mirar mis zapatos fijamente, cuando supe que estaba a un lado mío y lo voltee a ver me saludo como si hubiéramos platicado el día anterior.
-¿Cómo estas Diego? Hace mucho que no te veo.- a lo que tímidamente respondí.- muy bien, acabo de entrar a la secundaria, mi hermano se fue a la universidad hace mucho que no lo veo.-ninguno de los dos se volvieron a aparecer en el gimnasio después de lo que paso la otra vez.- en ese momento se aseguró de que nadie estaba seca y me dijo con voz muy baja.- ¿se enojó porque te la mame?-rápidamente le conté lo que Beto y yo estuvimos haciendo todos los días después de lo que paso en el gimnasio y dejando muy claro que estaba bien caliente y que quería coger y saborear su semen, Ramiro dijo que estaba trabajando y que aunque él también estaba caliente que si me esperaba tres días que era cuando tenía su descanso sin pensarlo le dije que no me importaba esperar en especial porque él me gustaba mucho, él me sonrió y me dio la dirección de su apartamento que día fuera y a qué hora, le dije que no habría problema, como mi camión se acercaba le dije que ya me tenía que ir que no podía llegar tan tarde de la escuela a mi casa y el solo me dijo.-¿te puedo pedir un favor más?- claro que mi única respuesta para él era si por lo que no tuve que responder cuando dijo.- no te masturbes hasta que nos veamos.- se lo prometí y me subí al camión y pasaron los tres días más largos de mi vida, estaba bien caliente y se me paraba a cada rato, lo peor era que en la secu ya nos estaban exigiendo llevar el uniforme de invierno y no hallaba la forma de esconder mi erección que varios compañeros me notaron pero por fin los tres días pasaron.

Era por la tarde y aun traía el uniforme de la secu, como no quería llegar tarde al depa de Ramiro no fui a mi casa a bañarme ni cambiarme, las ganas que tenía de coger con Ramiro eran tales que fui todo el camino con una erección.

Al llegar al depa de Ramiro, toque la puerta y me abrió, el solo vestía una camisa de resaque y su bóxer ajustado, el ver sus piernas todas peludas, sus brazos y pecho fornidos y su barba que le había crecido mucho, entre a su depa y como vivía solo no era muy grande solo la cocina la recamara y el baño, en cuanto cerró la puerta detrás de mí me dio un beso que correspondí de inmediato, una de sus manos me acariciaba el cuerpo mientras que me abrazaba con la otra yo simplemente tenia las mías alrededor de su cuello, cuando acaricio mi verga y sintió que ya estaba parada detuvo el beso me sonrió y me bajo el pants y la trusa que traía mientras que yo me quitaba la chaqueta y la camisa, sentía como la mano de Ramiro me acariciaba los huevos y me masturbaba mientras me besaba de nuevo con un apasionado beso que interrumpió diciendo.- hace mucho que no te veía, ya hasta te salieron pelos en los huevos.- intente bajarle el bóxer que traía me lo evito diciendo que era yo el que necesitaba más atención en ese momento y me empezó a chupar los huevos y mamar la verga se sentía tan bien como su barba rozaba por mi cuerpo que no tarde mucho en venirme en dentro de la boca de Ramiro que después de tragarse mi semen se puso de pie me beso y me llevo a su recamara donde me acosté en la cama viendo como Ramiro se desnudaba se quitó el bóxer y la camisa de resaque dejando su pene y todo su hermoso y peludo cuerpo expuesto yo aún tenía la verga bien parada, Ramiro se acercó a la cama y se la empezó a mamar lo mejor que podía, su pene no era tan grueso como el de mi hermano pero si era igual de largo y sus huevos peludos eran muy grandes para tenerlos en mi boca los dos al mismo tiempo. Después de un buen rato Ramiro hizo que me acostara en la cama y me pidió que le lamiera el culo cosa que hice sin pensar y que mi hermano me había enseñado a hacer, Ramiro arcaba la espalda de placear mientras que yo tenía su culo en mi cara, paso un rato y Ramiro se introdujo mi pequeño pene en su culo que era un poco más apretado que el de mi hermano, el estar dentro de Ramiro hizo que me viniera pero no dije nada mientras él me cabalgaba mientras acariciaba su pecho peludo y lo masturbaba con mis manos Ramiro estaba a punto de venirse y yo ya no aguantaba más cuando grito que ya se iba a venir me incline a hacia su pene y me traque toda su rica leche que salía a chorros, el sabor de su semen y como su culo se contraía mientras se venía me hicieron venirme de nuevo dentro de él y cuando Ramiro se sacó mi pene de su culo solo se acostó a un lado y me rodeo con un brazo por mi parte yo me le acerque a él y nos quedamos dormidos.
Al despertar Ramiro estaba entrando al cuarto, continuaba desnudo y su verga ya estaba flácida.

-qué lindo te ves dormido.- yo solo me estire, aún estaba medio dormido cuando Ramiro empieza a jugar con mi pene flácido que rápidamente se pone en erección, me levanta las piernas y me empieza a acariciar el culo.- ¿Beto no te penetro?- no, nunca me lo pidió.-tu hermano tiene la verga bien grande y gorda pero solo se la mete a viejas, es un gran desperdicio, pero tú, tan chiquito y con un arma como la de tu hermano y un culito que se ve bien rico ¿te podría penetrar?.-¿me va a doler?- poquito después te va a gustar.

En cuanto le dije que me podía penetrar Ramiro empezó a pasar su lengua por mi culo se sentía tan rico, después de un rato me puso un poco de lubricante y me fue metiendo un dedo de sus enormes manos, constantemente me dijo que me relajara para empezar a sentir placer incluso chupo los huevos mientras me metía sus dedos por mi culo virgen. Después de rato me dijo que me pusiera de perrito, prendió la tele y la puso con todo el volumen que puedo me aplico más lubricante y me empezó a penetrar, cuando sentí que su verga estaba entrando por mi culo sentí un poco de dolor y mi verga se puso flácida de nuevo, Ramiro se detuvo por un momento y siguió penetrándome, no puede contener gritar y preguntarme como es que a alguien le podría gustar que se la estén metiendo, cuando por la verga de Ramiro ya estaba por completo en mi culo me dijo al oído.- así se siente las primeras veces pero no te preocupes después de rato no vas a querer que te la saque.- entonces me empezó a coger de forma lenta, yo estaba gritando y me salieron algunas lágrimas pero eso no detuvo a Ramiro, mi culo tardo un rato en acostumbrarse al tamaño de la verga de Ramiro y cuando me acostumbre me empezó a gustar, el dolor aún seguía pero era suprimido por el placer, Ramiro se vino dentro de mí pero no saco su verga.- yo sabía que te iba a gustar, soy experto abriendo culos vírgenes y tu estas bien rico Diego, me gustas mucho.- que me dijera que yo le gustaba me emociono e hizo que se me volviera a parar la verga aun con la de Ramiro dentro de mí.

Ramiro no tardó mucho en volver a cogerme según el para que lo disfrutara de verdad se tenía que venir dos veces seguidas dentro de mi sin sacármela, pero esta vez mi pene estaba en completa erección y me vine en muy poco tiempo, cosa que no le importó a Ramiro que me siguió cogiendo hasta que él se vino en mi culo, para ese momento yo me había venido dos veces en su cama manchando sus sabanas con mi semen y sin importarme me tire ahí exhausto por todo lo que había sucedido, Ramiro saco su verga de mi culo lo que me dio unas tremendas ganas de ir al baño por lo que fui corriendo.

Al salir estuvimos platicando un rato, puse al tanto a Ramiro de las aventuras de mi hermano mientras cenábamos algo que Ramiro había preparado, cuando no había nada de que platicar vimos la tele por un rato cuando Ramiro me pregunto.- ¿y hay alguien que te guste en tu escuela?- a lo que tímidamente respondí.- hay unos chavos con los que me junto pero siempre hablan de chavas y no creo que les gusten los hombres.- nadie te va a decir que es gay y menos en la secundaria si te los quieres coger yo te digo como pero nadie va a dejar que le metas la verga .- me explico cómo seducir a mis amigos de secu y me dio la llave de su depa para cuando lo quisiera intentar, era de noche y ya pasaban de las 10pm por lo que ramiro se ofreció a llevarme a mi casa, como le había dicho a mi mamá que iba a salir a hacer tarea en equipo con un compañero de la escuela y que le hablaría cuando terminara no sospecho nada y como Ramiro era conocido como el amigo de Beto no se les hizo raro que él me llevara a la casa.

, , , , , , , , , ,

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *